Son nutritivos y energéticos, pero también muy calóricos. Por eso es necesario no excedernos en su consumo y conocer cuáles son las cantidades podemos tomar al día.

Los frutos secos deberían estar siempre presentes en nuestra dieta, incluso cuando estamos intentando perder peso, siempre que no nos causen alergia. Son nutritivos, cardiosaludables, y si sabemos comer las cantidades adecuadas solo va a reportarnos beneficios para nuestra salud. Eso sí, la mejor forma de comerlos es crudos, tanto para hacerlos más digestivos como para evitar añadir calorías innecesarias.

Los frutos secos contienen, en su mayoría, ácidos grasos insaturados (hasta un 85%), algunos de los cuales, como el omega 3 presente en las nueces, ayudan a reducir los niveles de colesterol. Lo mismo ocurre con los esteroles (en pecanas y anacardos) y los ácidos omega 9 (en almendras, avellanas, nueces de macadamia y pistachos).

Pero estas pequeñas bombas de energía que son los frutos secos, ideales para tomar entre horas, pueden suponer un exceso de calorías si no sabemos medir bien las cantidades que comemos. Por eso queremos ayudarte a que disfrutes de todos sus beneficios sin dar al traste con tu buena alimentación ni tu peso.

 

Nueces

Son las más ricas en ácidos grasos omega 3 de todos los frutos secos. Ayudan a rebajar los niveles de colesterol, cuidan de nuestra piel por su poder antioxidante y vitaminas, son un gran alimento para el cerebro y nos previenen de padecer enfermedades cardiovasculares. Con 5 nueces al dia sumas 180 calorías y 18 gramos de grasa.

 

Almendras

Ricas en proteínas y vitamina E, son un poderoso antioxidante, también por los flavonoides que contienen (que tienen un efecto antiinflamatorio). Nos proporcionan un alto nivel de calcio además de otros minerales como magnesio y fósforo. Tendrías que tomar 20 almendras al día para ingerir 150 calorías y 15 gramos de grasa.

Avellanas

En ellas destaca la cantidad de antioxidantes procedentes de la vitamina E y de los fitonutrientes que contiene. Al igual que las almendras, son ricas en calcio, fósforo y magnesio, y su elevada proporción de arginina nos ayuda a cuidar de nuestra salud cardiovascular. Puedes tomar 15 avellanas al día y solo te aportarían 130 calorías y 13 gramos de grasa.

 

Anacardos

De entre sus minerales destaca el cobre, que ayuda a nuestro organismo en la tarea de formar glóbulos rojos y hacer que el sistema inmunológico se fortalezca. También contienen hierro, magnesio, potasio, zinc y fósforo… No es necesario exceder la cantidad de 20 al día, que suponen 171 calorías y 14 gramos de grasa.

 

Pistachos

Son ideales para controlar la glucosa en sangre gracias a que son uno de los frutos secos más ricos en vitamina B6. También ayudan a nuestro sistema nervioso, al sistema inmunitario y al cardiovascular por su alto contenido en potasio. Comer 50 pistachos al día te aporta 160 calorías y 13 gramos de grasa.

 

Nueces de Brasil

Este fruto seco es muy rico en grasas saludables y en minerales como el magnesio y el selenio. Ayudan a cuidar de nuestra salud cardiovascular y a rebajar los niveles de colesterol.
No es necesario comer más de 6 de estas nueces al día, porque ya nos aportan más de 130 calorías y 12 gramos de grasa.

 
Fuente: Hola.com