Hasta hace unos meses apenas hablábamos de ello, pero con el coronavirus, cada vez son más las personas que se interesan por las máquinas de ozono para desinfectar locales y casas particulares. Conviene saber que estos tratamientos entrañan ciertos riesgos y pueden provocar intoxicaciones o problemas en el aparato respiratorio.

La venta de máquinas de ozono se ha puesto de moda. Máquinas para limpiar la casa del coronavirus que sin embargo entrañan ciertos riesgos. Los expertos insisten en que el tratamiento con ozono entraña peligros, puede provocar intoxicaciones, y debe de hacerse solo por personal cualificado y empresas cualificadas.

Ángel Manuel Sereno, director general de Cosemar Ozono, explica a Telemadrid cuáles son estos peligros, mientras realiza la desinfección del local de óptica en Boadilla del Monte. “Puede provocar irritación en ojos y mucosas, dolor de cabeza y somnolencia y debe hacerse por empresas autorizadas por el Ministerio de Sanidad”, dice.

Sereno recomienda que la desinfección se haga por profesionales “para garantizar que sea eficaz siguiendo las normas de la Comunidad Europea y que sea segura, no se trata de comprar cualquier aparatito por Internet”.

 

Fuente: Telemadrid